Mirlo Común Leucístico - guillermorando.com

Mirlo Común Leucístico

Wikipedia

El leucismo (del griego λευκοσ, leucos, blanco) es una particularidad genética debida a un gen recesivo, que da un color blanco al pelaje o plumaje (los ojos mantienen su color normal, a diferencia de los albinos). 


Trabajando en "la cabaña" como llamo a la oficina de casa donde paso muchas horas del día en el ordenador, observo hace más de dos años a "ella". La pajarita blanca como la llaman los vecinos,que también la observan desde hace tiempo. La curiosidad hizo que me informara y buscara información sobre la rareza que tiene este mirlo, ya que se trata de un macho de Mirlo Común, pero no es del todo negro como los demás de su especie. Se trata de leucismo. Y arriba os puse su definición de la Wikipedia, que se explica mucho mejor que yo. 

Mi pasión a la fotografía viene de hace años. Pero la dedicación a ella de forma estrictamente profesional, me ha hecho dejar atrás, más de lo que quisiera, a la fotografía de naturaleza. Hacer una foto de "la pajarita blanca"  era tarea fácil, y no iba a llamar la atención, ya que hay muchas y preciosas fotos por la red. Pero yo quería algo especial...

Este invierno volvió como cada año. Allí estaba por los alrededores cazando insectos y  lombrices, y revoloteando por los jardines de las casas de la urbanización. Llegó la primavera y  se le podía ver siempre junto a su pareja. Desde la ventana y sin que me vieran, fui observando que estaban construyendo su nido por allí cerca. Me costó días localizar el jardín donde lo hacían, ya que son muy meticulosas y realizan multitud de paradas antes de llegar a él para despistar a posibles depredadores. Una mañana  me acerqué a casa de una vecina, que me atendió muy amablemente, y la expliqué que creía que en su jardín tenía el nido de "la pajarita blanca". La señora también hacía años que la observaba, pero jamás pensó que podía estar  allí anidando. Me llevó un tiempo, pero con paciencia finalmente pude observar dónde lo estaban construyendo... Entre las ramas de un laurel, no excesivamente grande, y a una altura suficiente como para pasar desapercibido por el hombre, e incapaz de acceder cualquier otro depredador. Con mucha paciencia y cautela, cada dos o tres días iba colocando en ese jardín diferentes artilugios sin que fuesen un estorbo para las aves, y así poder hacer esa foto que tenía en mente: "La pajarita blanca" alimentando a sus polluelos. Desde el interior de esa casa, con los prismáticos fui observando la evolución de los huevos y los polluelos. Dos días antes de que llegara el momento clave, situé el trípode en el lugar exacto para poder colocar la cámara el gran día. De esta manera, me aseguraba que la pareja de mirlos no notaran nada fuera de lo normal. La cosa resultó mucho más fácil de lo que  pensaba. Una vez ya colocados todos los elementos necesarios (trípode, cámara, teleobjetivo, y control remoto) a unos 4 ó 5 metros (espacio suficiente para que la pareja de mirlos no se sintieran amenazados), me encaminé al interior de la casa y fui realizando diversos disparos que dieron su resultado. Es impresionante ver como los polluelos permanecen completamente en silencio y tumbados en el nido mientras los padres están buscando alimento, y al llegar éstos, alzan sus cuerpos para ser  alimentados uno a uno. Quiero compartir con vosotros las siguientes imágenes donde podéis ver al Mirlo Común Leucístico alimentando a sus polluelos. 


Y dejar constancia de que ningún árbol, ni ser animal sufrió daño alguno durante todos los días que duró el reportaje fotográfico. A día de hoy, los polluelos están ya casi vestidos por completo, y a punto de realizar el gran paso: Iniciar sus vidas fuera del nido. La genética hizo que estos tres polluelos nacieran sin leucismo.