Sesión familiar con Pablo, Ruth y Carlos

Una sesión de las que acabas con agujetas. Pablo es un niño muy muy inquieto. Pero yo lo soy aún más, así que no pudo conmigo. Y aunque tuve que buscarle entre las rocas en más de una ocasión, no se marchó sin unos retratos preciosos con sus padres a los pies del Cantábrico, no podía ser en otro lugar mas emotivo para ellos. Un saludo terremoto!!